Grand Cru Café La Cantera

La Cantera fue y sigue siendo refugio para alérgicos al estruendo de la moda, gente tranquila, amiga de la conversación. Los muros de la cantera acogen pequeñas muestras pictóricas que cambian todos los meses como galería para fotógrafos, pintores y dibujante.

Este local reformado en el 2015 vuelve a sus orígenes moviéndose entre el artnoveau y el modernismo. Además de los ventanales, la iluminación de la cantera se basa en pequeñas bombillas dispuestas a lo largo del local junto a luces indirectas creando un ambiente intimo. Desde la mesa de la ventana, lugar preferido de muchos, puede observarse, como si de una pantalla de cine se tratara, la historia y la gente del barrio pasar como en una película. El resto del local esta presidido por nuestra maquina de café, una Elektra Belle Epoque y un sofá desde el cual podemos disfrutar de las exposiciones de pintura y fotografía que van rotando cada cierto tiempo.